Así o Más Claro · Creando una Patria Libre de Estigmas · De las contradicciones e incongruencias de la Lala · Las Cosas De Lala · Me Duele la Patria · Me Sienta la Irreverencia

De esas contradicciones que me persiguen

De esas contradicciones que me persiguen

sucede que hay manifiestos
discursos, plataformas
tan perfectas que son irreales
como la solidaridad que profesan

13051762_1048408155217674_352834519772550324_nEsta mañana desperté algo confundida. Luego de un fin de semana de logros y éxitos compartidos, pero también de contrariedades y decepciones, antes de tomarme el café, ya estaba arremetiendo. Debo aprender de una vez y por todas que no es buena idea que comience a escribir, sin esa primera taza de café. Es que en ocasiones, hasta después de la primera taza, debo pensar dos veces antes de agarrar “el machete” y arremeter con tinta.

El sábado estuve compartiendo con 25 autores en la presentación de su primera antología narrativa. Excelente trabajo colaborativo, en donde 25 estudiantes de escuela intermedia, dirigidos por una maestra 24/7, pudieron concatenar sus cuentos y lograr un libro excelente, no sólo de cuentos infantiles, sino de reflexiones y lecciones de vida desde una perspectiva fresca, sin la larva del virus de la adultez. Una lección de principio a fin para aquellos que nos decimos llamar escritores con experiencia. Fue una memoria que atesoraré en la piel de mi alma.

Pero no todo es color de rosa en la vida de la Lala…

Siento mucho dolor, indignación, rabia. Me decepciona en sobremanera descubrir las agendas ocultas de quienes creía en solidaridad, compromiso y responsabilidad con la Patria. Me es inaudito pensar que estamos luchando para lograr una Patria sin hijos-de-borinquenestigmas, sin cadenas, cuando seguimos “jalando” todos para nuestro costal. Me emputa saberme guardando las espaldas de quienes a la postre o a la larga, habrán de empuñar la daga en la espalda de quienes no les sean de su agrado. Me es inconcebible pensar que estamos como los llamados cristianos con su verdad, dividiendo nuestra lucha para lograr un control sobre todo, maldito sea el poder.

Cuando comencé casi a empujones en la gesta descalza, (sí así mismo como lo leen a empujones ya que me negaba a formar un colectivo pues no quería entrar en esta competencia y en esta lucha que veía entre los colectivos), muchos me cuestionaron mi visión, otros se burlaron pues pensaban que era una ilusa, hubo quienes pensaron que no duraría un año. Hoy, luego de casi tres años descalza con mis hermanas, aún luego de muchas luchas y lágrimas pero también de logros y éxitos por demás, me reafirmo en lo que nos ha mantenido enlazadas y enfocadas: el trabajo solidario en respeto y compromiso. Hemos logrado establecer que es imposible que todas pensamos igual, no es imposible es idiota pensarlo. Más aún en esa disimilitudes siempre hemos logrado encaminarnos para lograr nuestras metas.

Cuando salgo fuera de la realidad descalza en la que vivo, y me enfrento con otras realidades, se me hace difícil trabajar con el protagonismo, la envidia, la competencia y la hipocresía. Cuando me enfrento a la doble moral de algunos compañeros y compañeras que se atreven a exigir unos derechos que no están dispuestos a otorgar o peor aún , cuando son capaces de violentar sus propios manifiestos, metas y/o lead_960plataformas para lograr sus propios propósitos, olvidando el fin común: levantar la Patria, me doy cuenta que la politiquería es rampante hasta en los círculos donde se supone sea la poesía, el arte quien reine. Cuando tengo que establecer mi postura ante un grupo para que este me permita o no levantar mi voz, me doy cuenta que estamos luchando los unos entre los otros, mientras la Patria se nos sigue desgajando.

Estar descalza por tanto tiempo me ha mostrado una cara más positiva de la realidad de mi Patria. He conocido desde el mismo corazón de la misma lo que es el compromiso real, ese que no mira insignias, ni consignas, que no me pide que establezca mi postura pues el sólo hecho de estar luchando con mis armas junto a ella, ya queda más que establecido que mi postura es la misma de la Patria. Barrabasadas imberbes esas que nos siguen dividiendo en la misma lucha, debilitando el vientre de quien nos parió libres.


mientras algunos discuten quién puede o no

donde se puede o no
representar la voz de la Patria
esta continúa en dolor de parto

tumblr_lqvdf4A8yd1qfheoco1_1280Lo he dicho una y mil veces el protagonismo en todas las vertientes es como la religión adormece, insensibiliza, mata. Divide la lucha que suponemos tener todos en la mira, como visión y propósito, la reivindicación de esta tierra que llora a llantos largos lo que nosotros hemos permitido hagan en ella y con ella. Recuerdo muy bien las palabras del Comandante Filiberto en su último discurso: “Pero lo más importante, lo tácticamente y estratégicamente fundamental, es que todos somos independentistas y nos corresponde a todos, luchar por la independencia. Ahora, lo que hagamos cuando nuestra patria sea libre y soberana lo podemos discutir al triunfar…” Yo me voy a atrever a refrasear las mismas: “Pero lo más importante, lo tácticamente y estratégicamente fundamental es que todos somos puertorriqueños que estamos luchando para levantar nuestro Puerto Rico del pozo oscuro en el que está sumido, nos corresponde a todos luchar, trabajar esta gesta. Ahora, lo que hagamos para lograr esto, no debe ser motivo de separación al contrario, cada cual lucha con las armas que tiene en pos de un mismo ideal.”

y mientras tanto
seguimos cantando el Lamento borincano
y ellos, los de arriba
consumiéndonos hasta el letargo
mi Patria es libre
nosotros somos los que seguimos eñangotaos
encadenados
esclavizados
ENAJENADOS

limpieza-playas-y-santurce-170-e1316367935819Entonces me entra la duda que mata, aún cuando reconozco que descalza junto a quienes deciden hacer la lucha sin consignas o insignias, sin tener que defender mi postura o tan siquiera demostrar alguna postura, podemos lograr esa Patria de la que tanto nos han hablado. Siento que en el próximo paso puedo perder la fe, que en cualquier momento puedo claudicar y montarme junto a los otros en el vagón del “nunca jamás”. Es que he llegado a sentir tanta incertidumbre que me ha dolido el vientre, como creo le debe doler a ella, a mi Patria. Pero luego caigo en cuenta y vuelvo a la carreta.

No pienso hacerle el juego a quienes han decidido ser parte del cacareo. No voy a permitir que estas “garatas” de caravana partidista destruyan la misión de las descalzas. No pienso darle partida a esas agendas y visiones maquilladas que promueven el “trabajo solidario” siempre y cuando este les garantice un luz brillante sobre su cabeza en el escenario. Voy a continuar con la brújula y en la tea en mano, enlazando esfuerzos con quienes estén dispuestos a descalzarse, a arremangar con Puerto-Rico-librecerteza, a olvidarse de insignias o consignas y hasta de posturas, para meter mano en lo que nos concierne de verdad. La Patria se hace andando juntos, trabajando juntos, luchando juntos. Luego que lleguemos a la cima, entonces podemos volver a las tribus, a los nichos, a los grupúsculos que hemos decido crear por gustos, creencias y conveniencias.

Hay mucho que hacer y no todas las herramientas para lograrlo son las mismas. Hay mucho por lograr y para lograrlo se necesitan hasta las diferencias, para desarrollar una estrategia exitosa. Hay mucho por derribar y necesitamos no sólo fuerzas sino también maña para derrumbar y luego volver a levantar. En fin, es cuestión de poner en perspectiva la verdadera prioridad: La Patria…

…lo demás, humo esfumándose en el tiempo.

Advertisements

2 thoughts on “De esas contradicciones que me persiguen

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s