El poema para el cafecito · Me Sienta la Irreverencia

Augusta ante la nada

augusta

Augusta ante la nada

En la punta de la lengua tengo un verso
beso robado a la vida que enviudó esta noche
desflorada sobre un altar sin nombre
no por uno
por todos los que una vez se bebieron mi nombre
por aquellas que desmembraron mi simiente
palabra a golpe

En la palma de mis manos se ha borrado mi sino
se diluyó con el paso arrastrado del tiempo
no queda nada en sus huellas
no existen huellas ni calandrias
ni rastros de honor
nada

no hay estrías que carguen historias
ni presente
nada
ni polvo
no queda nada
en mis manos ya no se desnuda mi destino

En los arcos que me cargan llevo las heridas que me salvan
redentoras de esta nada que llevo adentro
cada una me sirve de Cristo y Judas
de Magdalena y Eva
de Caronte y quimera
jueces, abogados y fiscales
jurado imparcial de mi debacle
pero siempre redentoras
a la muerte de la nostalgia

Todos los derechos reservados

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s