#HoySeEscribe · De esas noches interminables · El poema para el cafecito

silencio

“Deseos —oh tan idiotas— de ser muda. Entonces me perdonarían mis palabras inexactas, mi amor al silencio.”
-Alejandra Pizarnik

Llégame, silencio

Es que de vez en cuando olvido mi voz
las voces que componen esa mujer que digo ser
la que existe después de la palabra
quién sabe si he dejado de ser tras el sonido susurrado en la memoria
quizás estoy oculta en la disonancia del destiempo hecho huella

Olvido que luego de ser pronunciada no hay vuelta atrás
que tal ráfaga y disparo
después de dicha
mi voz trasmuta en polvo y olvido
y yo con ella me convierto en insomnio vencido
lista para que el viento me borre en un tris tras

es que de tanto que escucho
esas tantas voces mordiendo mi pecho
tanto ruido indolente en mi infierno
quisiera enmudecer hasta la muerte
y que conmigo enmudecieran todos los universos en donde soy
y los que son en quién he dejado de ser

Más vivo exacerbada en mi paz
amigada con la mortificación de saberme con voz propia
voz que conspira con las otras voces en mí
en busca de mi intranquilidad constante
hurgando en cada hueco con vida que aún queda en mi cuerpo
buscando en todos mis labios una palabra con alma
para con ésta
asesinarme una y otra vez
hasta lograr el silencio
y nuevamente enloquecer

¿Y aún se preguntan
de donde nace mi deseo lujurioso
por el silencio?

Todos los derechos reservados

#HoySeEscribe

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s